Bristol: Qué ver en un día

El Refugio

Desde que era una niña me encantaban los refugios. Era mi pequeño lugar donde todo era posible. Así que este será nuestro Refugio.

Siempre es un placer conocer la opinión y las ideas de los demás. Así que este pequeño rincón es tu forma de comunicarte conmigo directamente. Aquí puedes enviarme tanto preguntas, ideas, sugerencias, opiniones…

Pero también quiero que sea un lugar donde podáis pedir consejo, contarme vuestras cosas o historias… En definitiva todo aquello que creáis que yo pueda ayudar. Será un placer!

Muy fácil. Simplemente rellena tus datos y responderé lo antes posible.

 

Volar del nido

Hace un tiempo leí en un libro de John Green “Marcharse es muy difícil… hasta que te marchas. Y entonces es la cosa más jodidamente fácil del mundo“. Leí estas lineas unos meses antes de emprender mi aventura. Y, tras casi 9 meses, sigo buscando su veracidad.

Porque prepararse para volar del nido es fácil. Mejor dicho excitante. Te preparas para viajar, vivir, reír, conocer gente nueva y comerte el mundo. Pero no todo es tan fácil como parece.

Volar del nido significa dejar atrás a tu familia, amigos, hogar… Para crear algo nuevo muy lejos de todo lo que conoces. Es tener otras costumbres, otra vida. Y la incertidumbre de si estás haciendo lo correcto o arruinando tu vida es la parte más complicada.

En mi caso, no fui consciente de que me iba a pasar los próximos 12 meses de mi vida en otro país, con otra familia, con otras costumbres, hasta el momento de decir adiós a mi mejor amiga. Aquella que siempre me decía “Estás loca. No se como puedes hacer eso e irte a “lo loco” a otro país sin saber nada” es la misma que me hizo aterrizar en el suelo y decir “joder, lo voy a hacer.”

Y aunque los inicios nunca son fáciles, tengo que decir que volar del nido ha sido una de las cosas más gratificantes que he podido hacer en mi vida. No sólo por la experiencia, ni por el haber aprendido un idioma que ya daba por perdido. Sino porque aprendes a encontrarte a tu mismo y a sacar lo mejor de tí.

Mi vida ha dado un giro de 360º en solo 9 meses. He dejado atrás parte de mis miedos, y muchísimas de mis inseguridades. También he cambiado físicamente. Y , sobretodo, he aprendido a valerme por mi misma y/o a creerme capaz de hacer cualquier cosa.

Así que, a pesar de todo, no todos los días fuera del nido son tan buenos, ni todos los días malos son tan malos. Simplemente a veces necesitas volver a tu hogar para apreciar las cosas que has dejado atrás y también las cosas que has ganado avanzando.

 

 

 

EL ORIGEN

Soy una apasionada de viajar. De vivir experiencias inolvidables y de la fotografía. Pero también soy y he sido una verdadera cobarde a la hora de intentar alcanzar mis sueños. Hasta hace un año…

Todo empezó en 2013. Recién terminados mis estudios soñé con comerme el mundo y conseguir un trabajo “de lo mío” que me permitiera ser independiente. Pero la crisis llegó y bla, bla, bla…

Tras pasar un año buscando trabajo (sin éxito), sola en casa de mis padres y cuidando de mis abuelos, decidí emprender la aventura Au Pair. Necesitaba un cambio en mi vida y la mejor manera era volar del nido. Así que encontré una agencia y empecé la búsqueda de mi nuevo hogar.

Ser Au Pair es ser la hermana mayor de una familia. En algunos momentos la madre. Y en otros el ogro de la película. Pero es un trabajo que te permite conseguir ingresos y visitar mundo. Aunque sea a poca escala. Y, como no, aprender un idioma y cultura totalmente diferente.

Con este blog pretendo compartir experiencias y resolver dudas que tantas veces me han quitado el sueño en estos meses. También quiero compartir guías prácticas de los sitios que he ido visitando, como llegar y cómo buscar la información.

En resumen, compartir todo aquéllo que me ha cambiado totalmente la vida.